MALDITAS VELAS. Por Nieves Martín Velasco

Malditas velas

   Todo paso tan rápido que no les dio tiempo a enterarse de nada, y todo por una botella de alcohol.
La arrogancia de la vida,así de sencillo, pero no se daban cuenta que en este caso los arrogantes eran ellos.

candles-141892_640
   Todo empezó al salir de clase .Quedó con su mejor amiga,  tenía que contarle algo muy importante y no podía esperar más.

   Al terminar de cena ,les dijo a sus padres que iba a salir con sus amigas, no es que les hiciera mucha gracia, pero entendían que ya no era una niña. Metió en la mochila la ropa. que se pondría para acudir a ese misterioso lugar que le dijo su amiga y se despidió de ellos .A la vuelta de la esquina la esperaba con el coche,se dieron un fuerte beso en la boca,  sus manos buscaban más, pero no había tiempo.Todo era tan misterioso que cuando llegaron no podía creerlo.El coche paró al lado de un estrecho camino,se bajaron y siguieron andando hasta llegar a una especie de contenedor metálico de grandes dimensiones. Su amiga lo tenía todo preparado, mas bien parecía una habitación,donde pasarían las dos una noche inolvidable.Velas Rojas encendidas a todo su alrededor, una hermosa cama y la necesidad de meterse en ella.Tardaron poco en desnudarse y menos en abrir la botella de vozka que  habÍan preparado. Tomaron unos tragos y se afanaron a lo suyo. Que tranquilidad sintieron, siempre a escondidas, pero merecía la pena.Las velas se iban consumiendo muy poco a poco y ellas se quedaron dormidas. En uno de sus movimientos forzada por un sueño, al mover el brazo ,la botella se cayó al suelo y con el desgaste de las velas se encendió uno de los cojines.

   En unos minutos ardió todo lo que había dentro…

Nieves Martín Velasco

comenta-y-comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.