ESTOS HOMBRES…

 

 

ESTOS HOMBRES…

     Las Marys han preparado las piscinas a toda velocidad, han llenado el frigo con cervezas y tintos de verano, se han abastecido de aceitunas y pepinillos, que según ellas no engordan. Han comprado colchonetas nuevas para las tumbonas y han puesto mantelitos monísimos sobre las mesas de exterior. Marival, ha decorado todo el jardín a modo chillaout  como se lleva ahora, tipo Ibiza, le ha puesto al perro una camiseta que pone I love Ibiza, como un detalle decorativo que haga juego con su jardín, a su marido le ha comprado otra camiseta igual, pero se ha negado, dice que el se pone la camiseta que le sale de las narices, y que esta harto de ir siempre como el perro. Marival se ha quedado de piedra ¡Con la ilusión que le hacía a la pobre poner al marido a modo ibicenco! ¡Estos hombres a veces! Es que como yo digo, no se dan cuenta del trabajo que nos cuesta poner las cosas a tono, pues nada, ellos para una cosa en la que colaboran, pues como que tampoco. Como dice Ana:  ¿A ver como arreglo yo ahora el desaguisado que se ha hecho este hombre?

 

    La cosa fue, que Ana le mandó a cortarse el pelo, mientras las Marys nos tomábamos la cervecita, y cuando le vimos venir hairdresser-1179459_640¡Madre del amor hermosos! ¡Que impesión! Le habían dejado así como muy rapado por los lados y mucho pelo en el centro, no se como describirlo, a modo de cresta, para que me entendáis. La pobre Ana, se echó a llorar, Marival también por eso de acompañarla. ¿Pero muchacho? ¿Que va a ser de nosotros ahora? Decía Ana, ¿Como te vas a presentar así delante de los clientes? ¡ Sube ahora mismo que te arreglen ese pelo! ¿Es que tengo que estar en todo? A ver, como decía María Jesús ¡ No se les puede dejar solos ni un momento! ¡Tenemos que estar en todo! ¿A que no sabéis lo que hizo el mío la otra noche? Se levantó sin que me diera cuenta y se comió los dos kilos de filetes empanados que tenía en el frigorífico. ¡Que pasa hambre dice! ¡Que pasa hambre! Con el mimo con el que yo le cuido, que le reparto la ensalada para que le dure todo el día, no se da cuenta de que lo hago por su bien. Pero yo paso…De ahora en adelante que haga lo que quiera y si engorda, pues que engorde, que ya está bien, no tengo yo bastante, como para estar encima de el todo el día. Estos hombres no tienen arreglo…

SÍGUEME 

Gracias por dejar tu comentario y compartirlo en tu muro de Facebook
Gracias por dejar tu comentario y compartirlo en tu muro de Facebook

Una respuesta a “ESTOS HOMBRES…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.