EL OLVIDO

EL OLVIDO

 

   Siempre me gustó sentir la caricia de tus manos en mi piel. ¡Cuántos momentos embriagadores! Aquellas sensaciones que no queríamos que acabaran nunca. Los viajes en avión, el crucero por los fiordos, aquella ruta por Nilo y tantos y tantos otros.

angel-1359143_960_720

   No podíamos estar el uno sin el otro. Reías y llorabas de felicidad al sentirme. Aquellas noches en tu pequeña habitación que no acaban nunca, donde nos fundíamos el uno en el otro hasta acabar extenuados, cómplices y rendidos hasta que nos inundaba la luz del amanecer. Cuantas noches, me quedé dormido en la alfombra sintiendo el suave tacto de tus manos.

   Llegó un momento que la ausencia era imposible, teníamos que sentirnos, tocarnos, mirarnos. Todavía recuerdo cuanto te gustaba mi olor. Cada minuto de separación nos resultaba eterno. Siempre fui tu paño de lágrimas, cuantas veces las he sentido resbalando por mi piel.

   Aquellos ojos tan negros que me miraban con anhelo, incluso con ansia y tantas y tantas veces con placer. Nunca olvidaré tus caricias, tus guiños, tus sonrisas. Aquella naricilla respingona que tantas veces utilizaba el pañuelo por la emoción que le producía sentirme.

   Todo pasa, dijo aquel poeta. Y pasó. Tuve mis momentos, guardé tus secretos y logré conocerte, hasta que llegó el. Más joven, más lozano y más fuerte, con aquella luz que logró envolverte. Nunca se cansaba, siempre estaba dispuesto a todas tus locuras. Te desconcertó, siempre pasa con todo lo nuevo y cuando se empieza una relación. Supiste moldearle a tu forma, conmigo no pudiste. Te dejaste vencer por la comodidad.

   Él supo acomodarse a ti de todas las formas posibles ¡Te relataba tantas historias! Que caíste en sus redes y yo, pasé a ser un recuerdo en la vitrina. Cerraste mis páginas y te olvidaste de mí.

   Él no tiene ni olor, ni mi carisma, ni tan siquiera mi belleza. Su mirada es fría y a veces se apaga, pero guarda muchas más historias que yo, es más completo dices y se carga en un momento. Y lo que más me duele: es lo pronto que te olvidaste de mi valor cuando vas presumiendo de él y le cuentas a todo el mundo que sale más barato que yo.

 

 

SÍGUEME 

Gracias por dejar tu comentario y compartirlo en tu muro de Facebook
Gracias por dejar tu comentario y compartirlo en tu muro de Facebook

3 respuesta a “EL OLVIDO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.