DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. VI

DIARIO DEUNA ABUELA ESCRITORA…CAP…VI

 

       Llevo 15 minutos escribiendo, ni yo misma lo creo.

—Soleeeeee—Mi marido ¿Qué querrá ahora?

—¿Qué pasa?

—Sujeta el metro que tengo que medir la largura del cenador.

—Voyyyy.

      Otros 15 minutos perdidos. Me vuelvo a sentar delante del ordenador. Lss niños siguen jugando a las modelos y el niño, aunque parezca  mentira ha dejado el órgano y está haciendo construcciones de esas de piezas pequeñitas. Sigo escribiendo, hasta que me da por mirar a las modelos de pacotillas y me doy cuenta que han cogido dos de los vestidos del armario de Lara, mi hija pequeña que son de Custo y la costaron un dineral. Los llevan arrastrando, uno de ellos se lo han puesto a Valentina, la de tres años, y lo va pisando. Le han puesto la cara como un cuadro de Murillo, han cogido mis pinturas y lleva los morros rojo pilingui y los ojos con sombra dorada y unos coloretes como los de una corista ¡Madre santa! ¡Si se entera Lara me crucifica!

hola
hola

—Niñaaaaaaaas ¿Quién os ha dado permiso para coger los vestidos de la tía Lara?

—Abuela, tu siempre dices que esta es también nuestra casa.

—Vale ¿Y eso que tiene que ver?

—Todo abuela, si es nuestra casa, lo que hay dentro también es nuestro.

—Bueno pues si he dicho eso, borrarlo de la mente, es vuestro todo, menos lo de la tía Lara ¡Ya os estáis quitando esos vestidos y le laváis la cara a Valentina!

—Todo nos lo tienes que estropear abuela.

—Pues me importa siete pitos.

—Abuelaaaa ¡No digaz eza palabrota ¡

—¿Qué palabrota?

—Pitoz haz dicho pitoz.

—Pitos no es ninguna palabrota.

—Zi, zi lo ez, loz niñoz tienen pitoz.

—¿Y que?

—Puez ezo abuelaaaaaaaa, que no te enteraaaaz

       Lo que me faltaba, ahora me toca darle una explicación, uffffff, mejor que lo haga su madre.

Continuará….

QUIERO DAROS LAS GRACIAS POR LA ACOGIDA DE MI LIBRO: EL SECRETO QUE CAMBIÓ MI VIDA, SE ESTÁ VENDIENDO MUY BIEN, PERO SI FALTA ALGUIEN QUE LO COMPRE QUE SE ACABA. SOIS GENIALEEEEEES.

 

 

 

Una respuesta a “DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. VI”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *