DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP…IV

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA. ..CAP… IV

 

…. Voy a ver el correo, no es que me escriba mucha gente, pero es lo primero que hago, por si me han pedido algún libro ¡Mira que bien! Dos peticiones. Ahora mi página ¡Otra petición! Arranco bien el día. Tomo nota de los nombres, preparo las dedicatorias, abro los sobres y preparados los tres para correos. No se escucha a los niños, voy a ver no sea que estén montando alguna de las suyas, pero no, están jugando a las princesas, y al pobre Alvarito le tienen disfrazado de árbol en un rincón, no creo que tarde mucho en protestar. Voy a bajar a ver las verduras, no sea que se quemen. Todo va bien. Sigo con mi ordenador, voy a ver mis grupos favoritos y a escribir algún relato para incluirlo.

     Las once y media, voy a seguir con mi libro. Me voy a Word ¡Como domino todo esto! ¡Madre mía ¡ Soy un lince, parece que estoy hecha para estas cosas ¡Ya está aquí Alvarito! ¡Sabía yo que no iba a tardar mucho!

—Abuelaaaaaa, estas son unas listas.

—¿Qué pasa hijo?

—Que no quiero ser un árbol.

—¿Y que quieres ser?

—Conductor de camiones.

—Eso es fácil, coge un camión de la caja de los  juguetes y lo conduces.

—¿Y cómo me disfrazo?

—Yo te disfrazo.

Cogí una camisa de franela de cuadros de mi marido y una de sus gorras, se la puse y remangué como pude. Se miró en el espejo y se fue a jugar más contento que unas castañuelas, pero poco duro la tranquilidad, al momento vinieron al despacho las otras dos.

—Abuelaaaaa, Alvarito quiere ser el camionero de las princesaaaas.

—Bueno¿Y que problema hay?

—Que las princesas no tienen camiones jopeeeee.

—Estás princesas si los tienen.

—Que nooooo.

—Que si, que son princesas de esta época, y ya está, no hay más que hablar, y dejadme en paz de una santa vez, que no me va a cundir nada la mañana.

—Abuelaaaaa

—¿Y ahora que pasaaaa?

—Huele a quemado.

—¡Ayyy madre las verduras!

Continuará…

GRACIAS POR SEGUIRME, AH UNA NOTICIA GENIAL, YA ESTÁ A LA VENTA LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO: EL SECRETO QUE CAMBIÓ MI VIDA.

Una respuesta a “DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP…IV”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *