DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. I

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…I

     Esto que os voy a relatar es una mañana normal de mi cotidiana vida. A las ocho en punto, han llamado a la puerta, y allí estaban mi hija con sus dos retoños, y mi nuera con su retoña pequeña de tres años. Yo, con la legaña puesta, les he quitado los chaquetones, bufandas, guantes, orejeras y toda la parafernalia, como mochilas, bolsas con juguetes, termómetros y medicinas para esto y para lo otro, por si esto y por si lo otro.He intentado meterles en la cama conmigo, porque todavía no sabía si  habían puesto las calles, para lo cual he tenido que poner a Bob esponja en la tele. Se han metido los tres entre mi marido y yo. Contando con que mi marido ni se ha enterado, le hemos tenido que empujar un poco, porque no quedaba sitio para mí.

   Amelia, la mayor de seis años, que sabe usar el mando de la tele mejor que yo, ha optado por cambiar de peli y se ha metido en no sé dónde para buscar series, entre las protestas de los dos pequeños que son los fans más absolutos de Bob Esponja, Patricio y el otro, que no sé cómo se llama. Ha encontrado una peli de un niño al que unos alienígenas de Marte le roban a su mamá, porque en Marte, los niños salían de la tierra, como las zanahorias y necesitaban cuidadoras y se han quedado muy callados ante tal hallazgo, sobre todo cuando el niño llora, pidiendo por favor a los marcianos que no se llevaran a su mamá. La pequeña embebida totalmente en  la peli me ha pedido el chupete, para disfrutar más de la escena, que me estaba dando pena hasta mí, que había cogido mi libro al verlos tan callados y no he podido leer, porque casi lloro al verla cara del niño cuando despegó la nave espacial con su mamá dentro.

Continuará…

ESTARÍA ENCANTADA SI LE DAIS AL ME GUSTA DOSCIENTAS MIL VECES. GRACIAAAAAAS.

 

Una respuesta a “DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. I”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.