HIPNOSIS

 

HIPNOSIS.

La vida está llena de cosas irreales que pasan por nuestro lado y  hacen que de vez en cuando volvamos la cabeza. Cuantas veces decimos: “Esto ya lo he vivido”. Te presentan a alguien y comentas: ¿Te conozco? Los psiquiatras piensan que es una función interrumpida del lóbulo temporal,que más o menos quiere decir que estás pensando en algo con vehemencia y de repente se cruza alguna imagen en tu camino. Nuestro cerebro al no procesar dos escenas a la vez, nos hace pensar en un Dejá vu. Una de mis amigas vive estas escenas con demasiada frecuencia. Son tan constantes que decidió comenzar unas sesiones de hipnosis. Las primeras fueron como recordatorios de su pasado. Estaba muy contenta porque le habían venido a la mente escenas olvidadas de cuando era niña. Cuando su psiquiatra se enteró de estas reuniones se enfadó muy seriamente, alegando que se trataba de comediantes, saca dineros y falsos médicos, y comentó que parecía mentira que una persona con cultura como ella, se dejara llevar por esas falsedades que lo único que hacían era confundirla. Mi amiga no le hizo el mínimo caso a su psiquiatra, aunque en el fondo recelaba algo.

Le acompañé a la última sesión que se trataba de una regresión. Aquello al principio daba algo de miedo, pero el médico, falso médico, o falso lo que sea, se comportó con mucha educación y de de la manera más profesional posible. La sentó en un sillón que mediante un botón se inclinaba hacia atrás. Comenzó a contar, como hacen en las películas y al llegar al diez mi amiga parecía totalmente dormida. Después de decir cosas poco entendibles, empezó a llevarla tiempo atrás. La voz de mi amiga iba cambiando según iban retrocediendo los años. Hasta que llegó al momento del nacimiento. Ella permaneció totalmente callada, pero al retroceder dos años,  comenzó a hablar en ruso con una fluidez insospechada. Me consta que no sabe idiomas. Chapurrea algo de inglés, y con dificultad. Cuando se despertó no recordaba absolutamente nada. Después de aquello mi amiga dejó a su psiquiatra de toda la vida y se propuso aprender ruso.

 

 

VUELVE

 

VUELVE

 

La lluvia caía a ráfagas doblando mi paraguas constantemente, no tuve más remedio que cerrarlo y prescindir de él, creo que lo tiré por algún rincón.  Todas las miradas se centraban en mí, eso decía mi madre entre susurros, a la vez que yo no podía quitar mis ojos de aquella losa que te cubriría para siempre. Sé que antes de marchar dijiste que no llorara, me lo pediste por favor, sin embargo caía tanta agua del cielo que nadie lo notaría. Las flores se las llevaba el fuerte viento. Los enterradores se afanaban en sujetarlas, pero fue imposible.

Después  pasaron todos como si de una comitiva se tratase, me besaban y comentaban un :”Lo siento” No me fijé quien era quien, quien faltó, y quien  quedó apartado. Hubiera querido irme contigo, lo sabes. Se que todo pasará, lo sé, que curaran mis heridas y serás un feliz recuerdo en mi vida. Serás el primer hombre que me hizo feliz, y que esta pena que desgarra mi alma se disolverá ,como se disuelve la espuma de las olas, cuando llegan a la orilla. Pero me pregunto ¿Que será de ti ahora? ¿Dónde irás? ¿Dónde queda el alma cuando mueres? Si no te importa vuelve, aunque sea un ratito y me  lo cuentas, es solo para quedarme tranquila.

LA EDAD

LA EDAD.

   Esto de cumplir años no me hace ninguna gracia, y menos cuando me dicen el tópico ese de : ¡Hija de mi vida! Ya me gustaría a mi a tu edad, estar como tu! ¡Pero cacho marrana, si eres de la misma edad que yo! Pienso…No lo digo  ¡Sera posible la cacho perra esta! Y lo que pasa, pues eso, que llego a casa, me miro al espejo y no me veo tan mal, la verdad. Le pregunto a mi marido:

-¡Cariiiiii! -¿Queeee? -¿Tu como me ves para la edad que tengo? -Y va el tío y sin levantar los ojos del periódico, contesta_ ¿Comooo?-Juer tío, parece que estás sordo- ¿Ah, me preguntas otra vez lo de la edad? Estas muy bien cari, estás estupenda, mejor que la Shiffer, y las otras que ahora no me acuerdo. Para que le preguntaré nada al cacho borrego este que tengo por marido ¡Que cruz la mía! Pues ahora voy, y me compro la crema esa que vi el otro día tan carísima, que bien sabe Dios, que no me la compré por ahorrar. Pues que le den a todos ¡ La compro ! ¡Ya lo creo que la compro! Además he puesto el espejo de aumento y parece que veo como que quiere salir otra arruguita en el contorno de ojos, bueno, lo he dicho finamente,pero se llaman patas de gallo, eso, así se llaman. Esta arruga está intentando salir¡Pues no te voy a dejar,no sueñes que vas a salir arruguita del demonio, ahora mismo me voy a por la crema carísima.

HOLA GENTE GUAPA, ME ENCANTA QUE ENTRÉIS A MI PÁGINA. SI OS GUSTA LO QUE ESCRIBO, DEJAD UN COMENTARIO, ME HARÍA MUCHA ILUSIÓN. GRACIAS QUERIDOS AMIGOS.

 

ESTA MALDITA ENFERMEDAD.

ESTA MALDITA ENFERMEDAD.

Mañana cambiará mi vida, bien sabe Dios que no tengo miedo, quizá algo, pero no a la muerte, si no a lo desconocido. Estoy en calma, se que quizá, cuando despierte, no sea la misma, no estaré entera. Me han avisado que quizá no puedan recomponer lo que me van a quitar, puede que después de varios meses lo hagan, según vayan las revisiones. ¡Tranquila mamá! ¡Te queremos! ¡Lo vas a superar! ¡Siempre estaremos contigo! ¡Eres fuerte, siempre lo has sido!

Que saben ellos lo que sentí aquella mañana, mientras sostenía un libro entre las manos  ,a la vez que escuchaba a través  del cristal,  a los niños jugar en el parque de abajo, cuando sus risas, casi no me dejaron  casi escuchar la terrible noticia que me dieron. El auricular se me resbaló de las manos, y el alma se me subió ala boca. Colgué,  y algo se me desgarró por dentro ¿Me iba a morir? Nunca había pensado que llegaría tan pronto ¿Quien se iba a ocupar de mis cosas? Las flores de la terraza, mis libros, el jersey que estaba tejiendo…Y mis hijos  ¿Cómo les iba a dar la noticia?  ¿Me mirarían de la misma forma? ¿Pasaría a ser alguien que da pena? ¿Y mi marido? ¿Como lo afrontaría? Se hundiría… No quería que pasara eso.

Quería llorar para sacar de mi interior aquella amargura que se se me había quedado prendida en el alma, pero las lágrimas no eran capaces de brotar…Como es la vida a veces, lloras con cualquier película, con un libro y ahora que es cuando más lo necesitaba, no querían asomar.

Tiene razón mi hija, soy fuerte, tengo que salir adelante, dicen que un 50 por ciento es capaz de lograrlo y yo estaré entre ellos. Lo voy a conseguir, me uniré a la lucha con la que se enfrentan a diario miles de personas y dejaré que la pena me consuma, se lo debo a ellos a mi familia, pero sobre todo, me lo debo a misma. Lo haré, como sea  pero lo haré ¡¡¡Voy a vencer esta maldita enfermedad!!!

Hola queridos amigos, espero que os haya gustado mi relato. necesito muchos me gusta para ser famosa en el mundo mundial. Graciaaaaaas.

 

 

OTROS RELATOS MIOS

 

MI COMPAÑERO

No tengo nada que añadir a lo estipulado, nadie se portó bien conmigo en vida, solo él. Se que esos pisaverdes que tengo por sobrinos, pondrán el grito en el cielo. Si los tuviera delante, me gustaría recordarlos, que solo venían a visitarme para pedirme dinero, después de estar haciéndome la pelota durante un rato. Se que entrarán en la notaría frotándoselas manos y echando cálculos de mi dinero. Ya tendrán grabado en sus mentes la cantidad que habrán partido entre los cuatro. Les quedará la intriga de quien recibirá la casa grande, y a quien habré otorgado la finca de Santander, y la casa de campo de Toledo, al igual que las propiedades de Salamanca, esas que con tanto esmero recorrimos el y yo el año pasado.

Que bien lo pasó recorriendo los prados y bañándose en el lago de la finca que poseo en Vitigudino, llena de toros bravos que con tanto esmero cuida el guardes.  Y que valiente, se paseaba entre ellos, como si los conociera de toda la vida. Me regocija pensar en las caras que pondrán cuando el notario les cuente que tocan a 3.000 euros por barba, es el único consuelo que me satisface al hacer este testamento, que queda firmado por tres testigos. Todo se lo dejo a el, fue la única compañía que tuve en la vida  y el único que me quiso de verdad y quiero que no le falte de nada cuando yo muera, que viva feliz y pueda seguir saltando y corriendo por los prados y nadando en los lagos. El, mi compañero, mi amigo , el que nunca se separó de mi cama, incluso cuando estuve tanto tiempo enferma. Él, mi querido Toby, mi pastor alemán.

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. VI

DIARIO DEUNA ABUELA ESCRITORA…CAP…VI

 

       Llevo 15 minutos escribiendo, ni yo misma lo creo.

—Soleeeeee—Mi marido ¿Qué querrá ahora?

—¿Qué pasa?

—Sujeta el metro que tengo que medir la largura del cenador.

—Voyyyy.

      Otros 15 minutos perdidos. Me vuelvo a sentar delante del ordenador. Lss niños siguen jugando a las modelos y el niño, aunque parezca  mentira ha dejado el órgano y está haciendo construcciones de esas de piezas pequeñitas. Sigo escribiendo, hasta que me da por mirar a las modelos de pacotillas y me doy cuenta que han cogido dos de los vestidos del armario de Lara, mi hija pequeña que son de Custo y la costaron un dineral. Los llevan arrastrando, uno de ellos se lo han puesto a Valentina, la de tres años, y lo va pisando. Le han puesto la cara como un cuadro de Murillo, han cogido mis pinturas y lleva los morros rojo pilingui y los ojos con sombra dorada y unos coloretes como los de una corista ¡Madre santa! ¡Si se entera Lara me crucifica!

hola
hola

—Niñaaaaaaaas ¿Quién os ha dado permiso para coger los vestidos de la tía Lara?

—Abuela, tu siempre dices que esta es también nuestra casa.

—Vale ¿Y eso que tiene que ver?

—Todo abuela, si es nuestra casa, lo que hay dentro también es nuestro.

—Bueno pues si he dicho eso, borrarlo de la mente, es vuestro todo, menos lo de la tía Lara ¡Ya os estáis quitando esos vestidos y le laváis la cara a Valentina!

—Todo nos lo tienes que estropear abuela.

—Pues me importa siete pitos.

—Abuelaaaa ¡No digaz eza palabrota ¡

—¿Qué palabrota?

—Pitoz haz dicho pitoz.

—Pitos no es ninguna palabrota.

—Zi, zi lo ez, loz niñoz tienen pitoz.

—¿Y que?

—Puez ezo abuelaaaaaaaa, que no te enteraaaaz

       Lo que me faltaba, ahora me toca darle una explicación, uffffff, mejor que lo haga su madre.

Continuará….

QUIERO DAROS LAS GRACIAS POR LA ACOGIDA DE MI LIBRO: EL SECRETO QUE CAMBIÓ MI VIDA, SE ESTÁ VENDIENDO MUY BIEN, PERO SI FALTA ALGUIEN QUE LO COMPRE QUE SE ACABA. SOIS GENIALEEEEEES.

 

 

 

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP…V

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP…  V

 

       Parecía, pero no, no se me han quemado. Teléfono, mi hija mayor Paloma:

—Hola hija.

—Hola mami, que digo, que como están en tu casa los tres, pues eso que Violeta también quiere ir a jugar con los primos.

—Pues venga traetela, total, por uno más, casi mejor, así se divierte más Amelia, como son de la misma edad.

—Vale, te la llevo, tardo 5 minutos.

    Y efectivamente en 5 minutos ya tenía a los cuatro, jugando en la habitación de juegos, que es la puerta de enfrente a mí despacho, bueno en realidad, es el despacho de mi marido, vamos, quiero decir: Era, era el despacho de mi marido, ahora es mío. Lo he adaptado a mí, con mis cosas y a mi gusto. De vez en cuando refunfuña un poco, pero hago como si estuviera sorda.

     Todo preparado, crema de verduras, y los filetes para pasar por la plancha. Sigo con mis tareas, me pongo con mi nuevo libro, escuchando la música de Mary Poppins, voces, risas y lloros, pero me pongo a ello, estoy acostumbrada.

     He estado escribiendo unos 10 minutos cuando entran Violeta y Amelia, las dos mayores 7 y seis años y me piden pañuelos, me levanto y les doy varios para me dejen en paz. Se los ponen en la cabeza, de faldas, de corpiños y de todo y hacen pases de modelos, no tarda ni un minuto en entrar Valentina, 3 años.

—Abuelaaaa, pozque a mi no me daz pañuelos?

—Si cariño, toma, y le doy tres o cuatro.

Dos minutos, entra Alvarito, 5años.

—Esto es un rollo abuela, quiero tener un hermano o un primo pero que sea chico.

—Eso no esta en mi mano hijo.

—¿Y porque lo ibas a tener en la mano?

—Deja, olvida lo que te he dicho, quiero decir, que es cosa de tus padres y de tus tías.

—¿Tu no puedes comprarme un hermano que sea chico?

—No cariño, los niños no se venden, y mira ¿Por qué no te vas a jugar con las niñas?

—Abuelaaaaaa, no me escuchaaaaaas, te he dicho que es un rollo.

—Mira cariño, te doy pañuelos y haces de modelo.

—Pues vaya mierda que es eso.

—Verás lo que vamos a hacer, si quieres saco el órgano electrónico que trajo tu papá y te lo dejo.

—Guachy abuela.

—Y así entre voces, mocos, lloros, Mary Poppins, pases de modelos y música eléctronica, voy a ver si puedo seguir escribiendo.

Continuará…

NO SE SI OS HE CONTADO QUE PODÉIS COMPRAR LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO:  EL SECRETO QUE CAMBIÓ MI VIDA…VAMOOOOOS QUE SE AGOTAAAAA.

 

 

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP…IV

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA. ..CAP… IV

 

…. Voy a ver el correo, no es que me escriba mucha gente, pero es lo primero que hago, por si me han pedido algún libro ¡Mira que bien! Dos peticiones. Ahora mi página ¡Otra petición! Arranco bien el día. Tomo nota de los nombres, preparo las dedicatorias, abro los sobres y preparados los tres para correos. No se escucha a los niños, voy a ver no sea que estén montando alguna de las suyas, pero no, están jugando a las princesas, y al pobre Alvarito le tienen disfrazado de árbol en un rincón, no creo que tarde mucho en protestar. Voy a bajar a ver las verduras, no sea que se quemen. Todo va bien. Sigo con mi ordenador, voy a ver mis grupos favoritos y a escribir algún relato para incluirlo.

     Las once y media, voy a seguir con mi libro. Me voy a Word ¡Como domino todo esto! ¡Madre mía ¡ Soy un lince, parece que estoy hecha para estas cosas ¡Ya está aquí Alvarito! ¡Sabía yo que no iba a tardar mucho!

—Abuelaaaaaa, estas son unas listas.

—¿Qué pasa hijo?

—Que no quiero ser un árbol.

—¿Y que quieres ser?

—Conductor de camiones.

—Eso es fácil, coge un camión de la caja de los  juguetes y lo conduces.

—¿Y cómo me disfrazo?

—Yo te disfrazo.

Cogí una camisa de franela de cuadros de mi marido y una de sus gorras, se la puse y remangué como pude. Se miró en el espejo y se fue a jugar más contento que unas castañuelas, pero poco duro la tranquilidad, al momento vinieron al despacho las otras dos.

—Abuelaaaaa, Alvarito quiere ser el camionero de las princesaaaas.

—Bueno¿Y que problema hay?

—Que las princesas no tienen camiones jopeeeee.

—Estás princesas si los tienen.

—Que nooooo.

—Que si, que son princesas de esta época, y ya está, no hay más que hablar, y dejadme en paz de una santa vez, que no me va a cundir nada la mañana.

—Abuelaaaaa

—¿Y ahora que pasaaaa?

—Huele a quemado.

—¡Ayyy madre las verduras!

Continuará…

GRACIAS POR SEGUIRME, AH UNA NOTICIA GENIAL, YA ESTÁ A LA VENTA LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO: EL SECRETO QUE CAMBIÓ MI VIDA.

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. III

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA …CAP…III

   Acaba le peli, el niño rescata a su mamá de Marte y se levantan todos tan contentos. La peque me devuelve el chupete, desayunamos y lógicamente ellos desayunan por segunda vez. Mi marido se va al jardín, porque se le ha ocurrido hacer un cenador nuevo, más grande que el del año pasado y los niños entran en la habitación de juegos. Yo, enciendo el ordenador para que se vaya calentando y me pongo a realizar las faenas propias de mi sexo, comida incluida. Crema de verduras y pollo a la plancha.

—Abuelaaaaaa, huele fatal.

—Siii, abuela huele a caca jijijijiji.

—Sii, y a pis, jiii.

—Y a pedooo, jijijiji.

—Son las verduras, ya veréis que ricas.

—Yo no quiero esa mierda abuela, yo quiero macarrones.

—Ni yo, yo quiero arroz con tomate.

—A mí no me gusta abuela—Dice Amelia, siempre tan educada y amable—Pero me lo comeré, porque sé que lo haces por nosotros.

—¡Ayyy que rica es mi niña! Y voy y me la como a besos.

—Alvarito, tu hermana ez una pelotillera—Dice Valentina.

—Ya lo sé Valentina, siempre es así.

    A eso de la hora y media ya tengo todo dispuesto, y mientras ellos juegan, entro en el ordenador a hacer mis cosas y a escribir algo de mi segundo libro, acompañada de gritos, risas, lloros, limpiado de mocos y una música ambiental de Pepa Pig.

Continuará…

ME ENCANTA QUE SIGÁIS MIS RELATOS, DENTRO DE NADA SERÉ FAMOSA, GRACIAS A VOSOTROS ¡ QUE GUAY!

 

 

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA…CAP. II

DIARIO DE UNA ABUELA ESCRITORA …CAP.II

       Los tres están tan embebidos en la película, que la verdad, no sé cómo pueden, porque los ronquidos de mi marido se dejan escuchar hasta el pueblo de al lado. He decidido levantarme. Mientras preparo el desayuno, han bajado a la cocina unas cuatro o cinco veces.

—Abuelaaaa, Álvarito me ha quitado el chupete.

—Abuelaaaa, es una mentirosa, yo no he sido.

—Abuelaaaaa, dile al abuelo que se calle, que no oímos.

—Abuelaaaa, tengo hambreeee.

—Abuelaaaaa, el abuelo ocupa toda la camaaaa.

Yo, como si oyera llover. He preparado más desayuno de lo normal, porque ya se lo que va a pasar que se comen todo lo nuestro y tengo que volverá preparar más.

      Cuando subo a llamar a mi marido, efectivamente, está ocupando media cama y roncando.

—Anda hijo levántate ya, que está el desayuno puesto.

—Pero si llevo despierto desde las seis de la mañana.

—Sí, eso te iba a decir.

—¡Pero si están aquí mis pequeñajoooooos!

—Abueloooooooooo vamos a luchaaaar.

Hala… Y entonces es cuando  comienza la parte en la que me ponen la habitación hecha un asco.

Continuará………..

GRACIAS POR LEERME, Y AHORA SI LE DAIS AL ME GUSTA UN MONTÓN DE VECES, Y SE LO CONTÁIS A VUESTROS AMIGOS, FAMILIARES, VECINOS Y A TODO EL QUE CONOZCÁIS, ME HARÉIS FELIZ.